De Málaga a Ronda hay un mundo.

Aquí el fragmento de uno de los Blogs de nuestras visitantes referente a nuestro hotel:

En Málaga hay una costumbre que es pasarte el día de nochebuena de bar en bar y a la hora de la cena presentarte ya “taja” con lo cual el único que se agobia es el que ha hecho la cena y como suelen ser las abuelas, que ya sabemos todos lo sufridas que son, pues aquí paz y mañana gloria.

Así que no se nos ocurrió plan mejor que ir a ver la iluminación de la calle Larios, cenar de tapeo y cuando ya el personal apuraba para llegar a la cena coger el coche e irnos a Ronda(lugar donde deberíamos habernos deshecho de las cenizas) a un hotel suficientemente “kitsch”como para que mi churumbel estuviera entretenida.

 

De Málaga a Ronda hay un mundo“De Málaga capital a Ronda hay un mundo( es lo que tienen las provincias con mar y sierra) y diez grados de diferencia, así que allí apreciamos la chimenea encendida. “Enfrentearte” es un hotel muy recomendable, la decoración es entretenidísima, el concepto es de hotel rural y el personal muy entregado.

La chica que nos recibió y enseñó el lugar pertenece a ese grupo de aventureros que viajan por el mundo trabajando a cambio de comida y cama (no la explotan), el que hacía los desayunos nunca había estado en una escuela de cocina pero actuaba cual masterchef y había barra libre de vino, cerveza, zumos , cafés e infusiones.Mi churumbel hizo sus pinitos de camarera haciendo cafés y sirvién dolos.

 

Tienen sauna, alberca, sala tropical con pececillos que te hacen la pedicura, las camas son correctas y el salón con chimenea lleno de libros.Solo doce habitaciones.Nos encantó pese a que mi padre es más de paradores(aunque los precios del parador en éstas fechas eran inviables incluso con sus consabidos descuentos).”

Te dejamos el link para chekear el post completoen su blog¡